Fiestas Patronales en Honor a Nuestra Señora del Rosario
miércoles, 16 16+00:00 octubre

7 de octubre de 2019

Por: Luis Darío Peña
Barahona celebra su fe con alegría. Cientos de fieles devotos de la Virgen del Rosario, del 29 de septiembre al 7 de octubre, expresaron su amor a la madre de Jesús trabajando, cantando y rezando.

Así quedó demostrado, cada vez que una parroquia hermana, se unió a la celebración, compartiendo solidariamente el espacio más sagrado de la vida cristiana: La Eucaristía, y mostrando a María, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, amor, con poemas y rosas.

Cada día, desde las 6 de la mañana, se iniciaba con el rezo del rosario, cantos y misa. EL fervor religioso era sentido en cada sector con las visitas animadas que se hacían entre ellos.

El origen de las Patronales de Barahona data del 16 de mayo de 1874, con la instalación del primer párroco en la primera iglesia. El Padre Francisco Antonio Jannarelli junto a la comunidad, escogieron como patrona a La Santa Cruz.

En 1909 se produjo el cambio de patrona y en lugar de Santa Cruz pasó a ser Nuestra Señora del rosario. Para promover dichas fiestas, se formó un Comité Pro Fiestas Patronales, en principio patrona de la iglesia Santa Cruz, más tarde se construye el templo de la Catedral, que recibe el nombre de Nuestra Señora del Rosario y como es lógico la virgen pasa a ser patrona no sólo de la Catedral, sino del municipio de Barahona.

Otras comunidades de la Diócesis que también celebran a Nuestra Señora del Rosario son: Paraíso, Enriquillo, Vicente Noble, Cabral, Los Patos, Cachón, Las salinas, El Peñón, Jaquimeyes, Fundación y Paloalto.

El 29 de septiembre las fiestas patronales quedaron inauguradas en la caminata bíblica y la Eucaristía presidida por Monseñor Andrés Napoleón, obispo titular de la Diócesis de Barahona.

El lunes 30 de septiembre, presidió la Eucaristía al párroco de Cristo Rey P. Ramón Jaquez; el día primero de octubre, fue invitado el P. Secilio Espinal, rector de la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA); El 2 de octubre, celebró el P. Marco Pérez, de la parroquia Nuestra Señor del Perpetuo Socorro, en Villa Central; el día 3 de octubre, el celebrante fue el P. Aníbal Montero, de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Jaquimeyes; el 4 de octubre presidió la eucaristía el P. Nico Saint Louis, rector del Seminario Menor San Juan Pablo II; el 5 de octubre celebró el P. Cristian de Jesús Terrero Pineda, de la parroquia San Vicente de Paúl; el 6 de octubre le correspondió al P. German Ramírez Matos, párroco de Duvergé.

Cada parroquia invitada, el día que le tocó, se encargó de todos los aspectos litúrgicos: ambientación, las lecturas, el coro y una nutrida representación de su parroquia.

El 7 de octubre, día de la gran fiesta, la comunidad de Barahona fue bendecida con la visita del Nuncio Apostólico de su Santidad, el Papa Francisco, Ghaleb Moussa Abdallah Bader, quien tuvo el honor de presidir la Eucaristía, concelebrada por monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, Obispo de Barahona.

La Homilía del Nuncio no tiene desperdicios. Por eso, se recomienda que en este artículo sea publicada íntegramente:

“Su Excelencia Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, Obispo de Barahona:

Queridos Hermanos Sacerdotes, religiosos y religiosas, Queridos Hermanos y hermanas.

Ante todo, quisiera expresarles a todos ustedes aquí presentes el afecto y el cariño del Santo Padre, a quien tengo el honor de representar en este país y en esta iglesia… y esto no son meras palabras de circunstancia, sino que son la expresión de una verdad autentica: en la reunión de los nuncios con el Santo Padre en junio pasado, y en el discurso que su Santidad le dirigió, le dijo entre otras cosas: “el nuncio es un hombre del Papa. Como representante pontificio, el nuncio no se representa a sí mismo, sino al Sucesor de Pedro y actúa en su nombre ante la Iglesia y los Gobiernos, es decir, concreta, implementa y simboliza la presencia del nuncio debe… ser cercano a los fieles, a los sacerdotes a los obispos locales… El servicio del representante es también el de visitar las comunidades a las que el Papa no es capaz de llegar, asegurándoles la cercanía de Cristo y de la Iglesia” … Todo esto significa que el Santo Padre quería estar aquí, hoy con nosotros, y presidir el mismo esta eucaristía, pero, incapaz de hacerlo, nos envía a su representante, nos envía a su nuncio… y como dice el Santo Padre mismo: “el nuncio no se representa a sí mismo, sino al Sucesor de Pedro” …

Estas palabras del Santo Padre me conmueven no solo porque están dirigidas a mí, su nuncio en este país, sino también porque me recuerdan las palabras que San Pablo escribió a los Corinitos. Que tenían algunos problemas y San Pablo le envió a su discípulo San Timoteo porque él no podía ir personalmente a Corintio para resolver sus problemas por eso le escribió diciendo: “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, hijo mío querido y fiel en el Señor, él os recordará mis normas de conducta en Cristo, conforme enseño por doquier en todas las Iglesias” (I Cor 4: 17)… San Pablo hizo lo mismo con los Tesalonicenses enviándoles nuevamente a San Timoteo con casi las mismas palabras de recomendación: “Por lo tanto… decidimos quedarnos solos en Atenas, y os enviamos a Timoteo, hermanos nuestro y colaborador de Dios en el Evangelio de Cristo, para afianzarnos y daros ánimos en vuestra fe”… Por lo tanto, quisiera que mi presencia y la del secretario de la Nunciatura, el Padre Yean con ustedes hoy, sea el signo de este amor y afecto del Santo Padre, y en cuyo nombre daré la bendición pontifical al final de la misa.

Quiero también expresarles mi inmensa felicidad de estar aquí hoy y presidir esta celebración en honor a Nuestra Señora del Rosario, nuestra Madre y Patrona de esta querida Diócesis de Barahona. Por todo esto, estoy muy agradecido a su excelencia Monseñor Andrés por su amable invitación…, una invitación, que ya me había hecho el año pasado, y que ya estaba pendiente desde más de un año… agradecido también a todos ustedes por su fraternal bienvenida y por permitirme compartir su alegría y su celebración en esta fiesta de nuestra Señora del Rosario.

En este día de nuestra Señora del Rosario, me gustaría comenzar diciéndoles que:

-Su Diócesis tiene la santa más grande, más bella y más amada de todos los santos y santas de la Iglesia: nuestra Señora, la Virgen María.

-Su Diócesis tiene la oración más conocida, más bella y más amada de todas las oraciones cristianas: el santísimo Rosario.- María es la Santa más grande y más amada en toda la Iglesia.

De hecho, todos los países, todos los pueblos de la tierra, creyentes o no creyentes, cristiano o de otras religiones… conocen y veneran a María… Yo mismo vengo de una región donde los cristianos son una pequeña minoría y donde la mayoría son musulmanes o judíos… y sabemos que en el Antiguo Testamento tenemos tantos textos que hablan de nuestra Señora… Y menciono aquí solo la profecía de Isaías que dice: “Pues bien, el Señor mismo va adornos una señal: He aquí una sola doncella está encinta y va dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel” (Is. 7: 14)… pero también los Musulmanes conocen y veneran a la Virgen… en su libro sagrado, en el Corán, recuerdan a la Virgen, e incluso hay una Surat completa, o un capítulo completo titulado “el capítulo de María” y que narra la anunciación del Ángel a María y la natividad de Jesús, con los mismos detalles del evangelio… María o Mirian como la llama el Corán, es la única mujer mencionada en el Corán… Para nosotros cristianos y para todos los cristianos de todo el mundo, María es ciertamente la santa más grande y más amada y honrada… En el cristianismo, María es la santa que más santuarios, más iglesias, más obras dedicadas a su nombre… que tiene más peregrinos, más devotos, que la veneran y le piden su protección y su intersección… María es sobre todo la persona elegida de Dios. Elegida para ser madre… María es, por lo tanto, la madre de Dios.

Su Rosario es la oración más conocida y más amada por los cristianos.

y por eso, es la oración más sencilla y más recitada por los cristianos… ¿Por qué?… porque es también la oración más evangélica, es decir, la más arraigada en el Evangelio, ya que se compone de la oración que Cristo mismo nos enseñó, la oración del “Padre nuestro”, y de las palabras del saludo del ángel Gabriel a la Virgen María el día de la anunciación… mientras que las palabras de la tercera oración o del “Gloria al Padre” son palabras bíblicas también porque son las palabras del salmista alabando al Señor… podemos agregar que la primera oración, la del “padre nuestro”, es la oración de Cristo mismo y de cómo Cristo quiere y desea que oremos… porque es su respuesta a la solicitud de sus discípulos que le pidieron que le enseñara a orar y como orar: “Vosotros, pues, orad así: padre nuestro que estás en los cielos…” (Mt 6: 9) o como escribe el evangelista San Lucas: “Y sucedió que, estando él orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de su discípulos: Señor enséñanos a orar, como enseño Juan a sus discípulos. Él les dijo; cuando oréis, decid padre nuestro…” (Lc: 11 1-2).

El rosario es también una oración evangélica porque nos propone meditar sobre los misterios de la Vida de Cristo relatado en el Evangelio: desde la anunciación hasta la muerte y la resurrección de Cristo.

En esta fiesta patronal de su diócesis y en este día de mi visita pastoral a su diócesis, me gustaría dejarle una recomendación: amen a nuestra Señora del Rosario…recen su rosario…sigan orando a María… sigan recitando su rosario… Y finalmente a cada uno de ustedes les digo:

  • Cuando estás cansado y busques un poco de paz, toma tu rosario.
  • Cuando no sabes cómo rezar o no sabes que decir en tu oración, toma tu rosario.
  • Cuando te enfrentas a situaciones difíciles y busca como salir, toma tu rosario.
  • Cuando esta aburrido y no sabes qué hacer con tu tiempo, toma tu rosario.
  • Cuando te piden que rece por ellos, toma tu rosario.
  • En todos los momentos libres de tu vida, toma tu rosario.
  • Deja que el Rosario sea tu compañero constante…
  • Siempre sé fiel a él… nunca lo traiciones… y nunca lo abandones.

Que nuestra Señora del Rosario les bendiga a todos y cada uno… bendiga a nuestra diócesis, a nuestro obispo y a nuestros pastores, a nuestras familias, a nuestro país y a nuestras autoridades… y en este momento crítico de nuestra historia, bendiga fielmente a nuestro país y al mundo entero. Amén.

Nuestra Señora del rosario, patrona de la comunidad cristiana de Barahona, en la Diócesis del mismo nombre, se lleva el galardón como intercesora entre su hijo Jesucristo y el pueblo creyente, elevando sus niveles de fe y de unidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies